fbpx

Suelo radiante o radiadores

Seguramente te planteas la duda: ¿Qué es mejor suelo radiante o radiadores?. Desde LTinstal te mostramos las ventajas e inconvenientes de ambos emisores de calor para que instales el mejor para ti. 

En el capítulo anterior te hablamos sobre cómo elegir el mejor sistema de calefacción y ahora vamos a centrarnos en la calefacción por radiadores y la calefacción suelo radiante.

Suelo radiante ventajas e inconvenientes

Empezaremos resaltando, la compatibilidad del suelo radiante con cualquier generador de calor. Estos generadores (calderas de condensación, calderas de biomasa, aerotermia, geotermia…) alcanzan su eficacia máxima con el sistema de suelo radiante.

  • Distribuye el calor de modo uniforme. Evitando así, el molesto efecto de pies fríos y las incómodas corrientes de aire, que provocan el levantamiento de ácaros. De ahí que suela decirse además, que el suelo radiante es más sano.
  • Podemos utilizar el suelo radiante también como refrigeración, porque es adaptable a funciones frío/calor. 
  • No reseca el ambiente.
  • No se encuentran elementos visibles que dificultan el diseño de la estancia, como en el caso de los radiadores de agua.

En la siguiente imagen verás que la curva de confort que se alcanza  con el suelo radiante, es la que más se asemeja a lo que necesitamos.

Aunque como todos los sistemas, su instalación también tiene sus contras. 

Desventajas suelo radiante

De forma errónea, se le ha atribuido a la calefacción por suelo radiante una serie de desventajas como:

1- Que gasta mucho. Lo que produce un excesivo gasto en una vivienda, son las fugas de energías provocadas por un mal aislamiento.

2- Problemas de circulación y aparición de varices. Esto ha sido desmentido por la Organización Mundial de la Salud, ya que lo clasifica como el sistema de calefacción más saludable.

3- Generación de barrillo. Hace unos años sí que existió, pero en la actualidad, toda instalación lleva integrada la barrera de oxígeno. La incorpora la tubería que va empotrada al suelo y por tanto, queda totalmente neutralizada.

Dicho esto, desde nuestro punto de vista, creemos que el mayor inconveniente del suelo radiante puede radicar en el precio inicial de la instalación. Y en la necesidad de realizar obras para su instalación. Por lo demás, es un sistema de calefacción casi perfecto para todos.

Pero, ¿qué es mejor, suelo radiante o radiadores?

Básicamente, las ventajas de un sistema, suelen ser las desventajas del otro y viceversa.

La temperatura de impulsión que se usa para el suelo radiante es de un poco más de 35º, en cambio para los radiadores, es de más de 60º. Quiere esto decir, que para un sistema por radiadores se necesitará hasta un 30% más de potencia, dependiendo del aislamiento de la vivienda.

Precisamente por la conductividad térmica de los radiadores de agua, que emiten calor de manera casi instantánea, logras la sensación de bienestar inmediatamente. Para una vivienda de fin de semana, por ejemplo, los radiadores te ofrecen el confort al instante.

Cuestión esta, que con el suelo radiante no es así. El suelo radiante tiene una alta inercia térmica, por eso su instalación es más aconsejable en viviendas de uso frecuente. Porque con este sistema se tarda mucho alcanzar la temperatura ambiente de confort. 

¿Qué Sistema de calefacción es el mas económico?

Hablemos de los costes de instalación de estos dos sistemas de calefacción para conocer cuál es el más barato.

Precio suelo radiante vs radiadores

En el caso del suelo radiante, dependiendo de la marca y la tecnología escogida, el desembolso por la instalación de la calefacción suelo radiante es de aproximadamente unos 60€/m2. Esta inversión viene a ser el doble que si escoges un sistema de calefacción por radiador de agua.

El suelo radiante se basa en funciones de bajo consumo, requiere menos energía para alcanzar una temperatura correcta, se estima que el consumo energético de un suelo radiante es un 20% inferior a los otros sistemas y eso se traduce en ahorro.

Conclusión

Si puedes elegir, el suelo radiante resulta la calefacción doméstica perfecta. En general, resulta más eficiente que los radiadores y esto se traduce en ahorro energético y económico.

De lo contrario, los radiadores, con su fácil instalación y un tiempo de respuesta rápido, siguen siendo una excelente opción para calentar tu hogar. Además, en la actualidad existen nuevos elegantes diseños de radiadores que ahorran espacio y pueden darle a tus habitaciones un aire moderno.

Sin dejar de añadir, que también puedes elegir una configuración híbrida. Una combinación de radiadores en algunas habitaciones, y calefacción por suelo radiante en otras.

Recuerda:

  • Para la instalación del suelo radiante es necesario levantar el pavimento. Resulta más aconsejable en obra nueva o reformas.
  • La instalación del suelo radiante es conveniente para aquellos espacios en los que su utilización se haga de forma continuada. 

Si ya te has decidido por un tipo de instalación, en LTINSTAL estamos especializados en todo tipo de sistemas. Pide presupuesto sin compromiso y te ayudaremos en todas las dudas.

 

Deja un comentario