Sistemas de Calefacción: ¿Cómo Elegir el Mejor?

A la hora de elegir los sistemas de calefacción, un factor clave es saber identificar tus necesidades y priorizarlas. Pero, ¿qué sistema de calefacción es el mejor?. ¿Con qué sistemas de calefacción puedes conseguir mayor eficiencia energética?. 

En este capítulo, hablaremos de los mejores sistemas de calefacción para casas, según nuestro criterio.

“El mejor sistema de calefacción será sin duda, el que mejor se adapta a lo que necesites”

¿Cómo elegir los sistemas de calefacción más eficientes para tu hogar?

Para que el rendimiento de la instalación de tu calefacción sea perfecta, no sólo debes considerar las marcas y modelos de los aparatos de calefacción existentes. 

Antes de nada, es necesario realizar un estudio previo de las características de tu vivienda, y considerar una serie de factores que veremos a continuación.

Factores para una calefacción eficiente

La elección de tu sistema de calefacción será determina por varios parámetros.

  • Ubicación de tu vivienda: Zona geográfica-climática en la que se encuentra, si es interior o costa, alta montaña, zona de clima frío o muy frío.
  • Frecuencia de uso: Si es una vivienda de temporada, de sólo fines de semana o vivienda de uso frecuente.
  • Tamaño: No es lo mismo climatizar una gran superficie, que una pequeña.
  • Orientación y tipología: Dependerá de la orientación de las habitaciones, si están en la cara norte, sur, si es un piso, chalet o vivienda unifamiliar.
  • Grado de aislamiento de la vivienda: Revestimientos de ventanas, tabiques…
  • Potencia eléctrica contratada: Debe satisfacer la demanda de energía que necesitarán los aparatos de calefacción y de los demás equipos de la vivienda.

Además, es importante que conozcas de antemano las posibles modificaciones que deberás realizar en tu vivienda.

Por eso pregúntate…¿quieres instalar calefacción sin obras o estás dispuesto a realizarlas?. Porque al final, eso que quieres, puede que defina en gran parte el tipo de sistema de calefacción a instalar. 

Evidentemente, comprar e instalar nuevos sistemas de calefacción y refrigeración, es una gran inversión. Y tu bolsillo no deja de ser un factor importante. Pero siempre puedes financiar tu instalación de calefacción  y conseguir tu comodidad en muy poco tiempo, sin que te suponga un desembolso inicial excesivo.

Dicho esto, ¿qué tipos de calefacción hay que pueden satisfacer tus necesidades?.

Tipos de Sistemas de calefacción

En el mercado tienes múltiples aparatos de calefacción, que se pueden clasificar en función de la fuente energética utilizada (gas natural o gasóleo, electricidad, aerotermia, biomasa, solar…).

En este post, te mostraremos tres de los sistemas de calefacción más demandados, para una vivienda común.

1. Sistemas de Calefacción Aerotermia

Quizás te suenen los términos: aerotermia, bombas de calor…, pero no sepas realmente en qué consisten.

A continuación, intentaremos aclarar estos conceptos de forma simplificada.

Que es la aerotermia

La aerotermia es la energ­ía en forma de calor, que se encuentra en el medioambiente (aire, agua o tierra) que nos rodea.

Y entonces, ¿de qué forma podemos aprovechar esa energía aerotérmica para satisfacer nuestras necesidades de climatización?. Pues a través de los equipos de bomba de calor, que utilizan la aerotermia como base para su funcionamiento.

Bombas de calor

Una bomba de calor es el equipo térmico encargado de realizar ese intercambio de calor, entre el medio natural y transferirlo al interiorPor eso se llama bomba, porque “bombea” el calor que absorbe del exterior y lo transmite al interior de una casa, edificio, etc.

 Pero veamos qué equipos de bombas de calor tienes a tu disposición, para conseguir la temperatura perfecta.

1.1. Bomba de calor aire acondicionado 

Los aparatos de Aire Acondicionado que emplean una bomba de calor reversible (frío/calor), son una solución muy eficiente para cualquier tipo de vivienda o negocio.

Con un sistema tipo Split, por ejemplo, puedes climatizar tu hogar por zonas. Refrigeras o calientas, sólo aquellas estancias en las que te encuentres, en lugar de climatizar toda la vivienda. Evitando así un desperdicio de energía y un mayor coste en tus facturas.

En este sistema Split se conecta una unidad interior a una unidad exterior (compresor). Pero también puedes instalar un sistema múltiple, que te permite hasta 5 unidades interiores de diferente capacidad, con una sola unidad exterior. 

aire-acondicionado-multisplit

Es un sistema de calefacción y aire acondicionado, de mantenimiento sencillo y eficiente. Además, con las bombas de calor con tecnología Inverter y eficiencia energética (A+++), puedes reducir hasta un 30% el consumo de energía.

1.2. Bomba de calor aerotermia

Con la bomba de calor aerotérmica, tienes un «todo en 1». Consigues la temperatura perfecta en cualquier tipo de vivienda, local o recinto y agua caliente sanitaria (ACS), de una forma sencilla y respetuosa con el medio ambiente.

Estos aparatos de aerotermia son válidos para utilizar con cualquier tipo de calderas y se pueden combinar con radiadores de baja temperatura, suelo radiante, fancoils…

bomba de calor aerotermia

El desembolso inicial por la instalación de este sistema, puede ser elevado. Aunque a su favor hay que decir, que debido a su funcionalidad y el gran rendimiento que ofrece, te permite amortizar su inversión inicial a medio y largo plazo.

2. Sistemas de calefacción por suelo radiante

Cuando decides instalar la calefacción en tu hogar, no sólo debes buscar eficiencia y ahorro, también comodidad y confort. Todas estas cualidades juntas, las puedes encontrar en el sistema de calefacción radiante, que puede resultar la calefacción doméstica ideal.

El suelo radiante consiste en un sistema de distribución de alta inercia térmica, formado por unos circuitos de tuberías, embebidos en el pavimento que conforma el suelo. Lo más habitual es emplear el suelo como emisor, pero pueden utilizarse también paredes y techos. Es más aconsejable en viviendas de nueva obra o reformas, precisamente por eso, por la necesidad de levantar todo el pavimento para su instalación.

 

sistemas-de-calefaccion-suelo-radiante

 

El suelo radiante por agua, es un sistema con un alto grado de eficiencia energéticaPorque el calor se expande a la altura de la persona, mientras que en el resto de sistemas, gran parte del calor se desperdicia por diferentes zonas de la estancia.

Además, es un emisor de calefacción compatible con cualquier generador de calor (calderas de condensación, calderas de biomasa, aerotermia, geotermia…). Estos generadores, alcanzan su eficacia máxima con el sistema de suelo radiante.

El suelo radiante, por su alta inercia térmica (tiempo que tarda un sistema desde que lo encendemos, hasta que alcanza la temperatura deseada), es más aconsejable en viviendas de uso frecuente.

3. Sistemas de calefacción para viviendas por radiadores

Entre los sistemas de calefacción para el hogar, la calefacción de gas natural por radiadores de agua y caldera de condensación, sigue siendo una de las más habituales. 

La instalación del sistema de calefacción a gas por radiadores, consta de una caldera de gas, que es la encargada de calentar el agua y hacerla llegar tanto a los radiadores, como al circuito de agua sanitaria (grifos, duchas, etc), a través de un sistema de tuberías.


sistemas-de-calefaccion

 

Tanto los generadores de calor (calderas), como los elementos que distribuyen el calor (radiadores), son importantes para el confort de tus estancias y la eficiencia de tu calefacción.

Es por ello que te hacemos algunas recomendaciones para la elección de los equipos que componen este sistema.

– Calderas de calefacción y ACS (agua caliente sanitaria)

Las calderas de gas representan la gran mayoría del mercado actual. Las de última generación, de condensación, son de obligatoria instalación según la normativa vigente. Y son hasta un 40% más eficientes, por su alto rendimiento, que las anteriores calderas estancas.

Tu caldera de condensación debe contar con una potencia suficiente para responder a la demanda específica de tu hogar, con un gasto razonable. Incluso con las temperaturas más bajas o en momentos de mayor demanda de agua, debe soportar la apertura simultánea de un grifo y una ducha, por ejemplo. A mayor potencia, mayor caudal de litros/minuto.

Si vives en una zona donde el clima en invierno es muy frío y la calefacción trabaja muchas horas, necesitas una caldera con muy buen rendimiento en ACS. Si por el contrario, vives en una zona donde la temperatura del agua que entra a tus tuberías, no es muy baja, no necesitas una caldera con tanto rendimiento. Pero nuestra recomendación, es que no escatimes a la hora de escoger tu caldera de gas.

– Radiadores de agua

Podemos encontrar distintos tipos de radiadores, dependiendo del material del que estén fabricados. Aunque los más habituales en una vivienda común son los de aluminio. Estos cuentan con una conductividad térmica elevada, por lo que calientan las estancias muy rápido. Son modulares, y si se requiere más calor, podemos añadir tantos elementos como queramos al radiador. 

En resumen, si tu casa no dispone de un sistema de calefacción o deseas sustituir el que tienes, la calefacción gas natural por radiadores, es una solución eficiente, económica y cómoda. 


Te interesa leer:

¿Suelo radiante o radiadores?


Conclusión

Concluir qué sistema es el mejor o peor, de los que te hemos mostrado, es difícil. Porque cada uno puede adecuarse a diferentes necesidades energéticas.

Recuerda que sólo con un estudio previo de las características de tu vivienda, puedes encontrar el equilibrio entre confort, rendimiento y ahorro.

Nadie como tu instalador profesional de confianza, sabrá aconsejarte. Por eso, si aún no te has decidido por un tipo de instalación, en LTINSTAL estamos especializados en todo tipo de sistemas. Pide presupuesto sin compromiso y te ayudaremos en todas las dudas.

Deja un comentario